15-45

No hay acción poética más difícil que ponerle nombre a algo, escribía Bernardo Atxaga parafraseando a Edward Lear. La ciudad de proximidad, por poner un ejemplo, no es un concepto nuevo: llevamos siglos practicándola y décadas teorizándola. Sin embargo, acertar con el nombre es importante y parece que Carlos Moreno, asesor de la alcaldesa París Anne Hidalgo, acertó de pleno: la ciudad de los 15 minutos.

Ville de proximité, la ciudad cercana, la ciudad de los 15 minutos. Es decir, una ciudad que permite tener cerca funciones urbanas esenciales, en un radio máximo de 15 minutos a pie. Aunque, históricamente, las ciudades y pueblos del País Vasco no han estado lejos de este modelo, esto también ha ido cambiando en nuestro entorno.

Nuestras vidas, sin embargo, no pueden limitarse a un radio de 15 minutos a pie. La filósofa Marina Garcés menciona con frecuencia la idea de «una proximidad que no sea contradictoria con la distancia», lo que nos lleva a pensar más en plural que en singular: las ciudades de 15 minutos pueden formar, en una red distribuida, un territorio policéntrico. Un grupo de arquitectos e ingenieros catalanes se atrevió a ponerle nombre: el territorio de los 45 minutos.

Estos dos cronoconceptos ponen en duda la principal medida con la que se ha trabajado el territorio, la distancia, subrayando la importancia del tiempo. Pero el tiempo también recorre otros muchos temas, condicionándose mutuamente.

El proyecto La ciudad de los 15 minutos, el territorio de los 45 minutos. Cartografías vascas contemporáneas es un ejercicio de exploración del territorio vasco a partir de datos tomados de diferentes fuentes. Aborda una serie de cuestiones necesarias para la comprensión del territorio, desde la orografía y el paisaje hasta el trabajo productivo y los vínculos globales, utilizando para ello los datos geográficos digitales que tenemos cada vez más a nuestro alcance.

_

Este trabajo ha sido realizado con la ayuda de la beca de creación CAF-Elhuyar de 2021

 

 
/site/assets/files/1891/edificios-1.jpg